Piden remplazar a diputados que no asisten a una comisión

Denuncian que Cambiemos vacía la Comisión de Discapacidad de Diputados, luego de que por tercera vez consecutiva, el cuerpo que preside Alberto Ciampini (FpV-PJ) no pudiera reunirse por falta de quórum. Se presentó una nota a Monzó.

El diputado nacional Alberto Ciampini (Frente para la Victoria-PJ) denunció que Cambiemos busca vaciar la Comisión de Discapacidad de la Cámara baja, que él preside, y encabezó la presentación de una nota dirigida a Emilio Monzó para que “se proceda a la remoción y sustitución” de los legisladores que no asistieron ninguna reunión.

Según recordó Ciampini, la convocatoria de su comisión fracasó en tres oportunidades -el 9 de mayo, el 23 de mayo y este miércoles-.

“Una vez más los diputados del oficialismo han decidido vaciar la Comisión de Discapacidad. En la tercera citación a reunión para trabajar expedientes vinculados a las problemáticas que afectan a las personas con discapacidad, se han ausentado, lo que impide lograr el quorum necesario para trabajar”, se quejó Ciampini, tal cual lo hizo más tarde tambíen en el recinto, a través de una cuestión de privilegio.

El diputado precisó que “entre los temas que quedaron sin tratar figuran un proyecto con media sanción del Senado, más de una veintena de proyectos de resolución, pedidos de informes y declaraciones, y seis proyectos de ley relacionados a pensiones, régimen federal de inclusión laboral, sistema de prestaciones, rehabilitación y eximición de pagos”.

“Se trata de una actitud en total sintonía con la política del Ejecutivo nacional, esto es: quitar derechos, quitar pensiones sin evaluación previa de cada caso, despedir trabajadores de la Agencia Nacional de Discapacidad, recortar el presupuesto del área y no escuchar los reclamos de las organizaciones”, advirtió el neuquino.

En la nota dirigida a Monzó, Ciampini le pidió a Monzó que de acuerdo con el artículo 108 del Reglamento de la Cámara de Diputados, “se proceda a la remoción y sustitución de los diputados que no han asistido a ninguna reunión, y de esa manera, poder lograr que la comisión funcione normalmente, más teniendo en cuenta la grave problemática que afecta a las personas con discapacidad”.

La misiva fue firmada además por las diputadas Ana Llanos, María Isabel Guerín, Lucila Masin, Josefina González, Magdalena Sierra y Graciela Caselles, entre otros.

 

 

Publicado en : http://www.parlamentario.com/noticia-111106.html



Ciampini solicita al Ejecutivo que otorgue presupuesto a la UNCo

El diputado Alberto Ciampini presentó un proyecto de resolución en el que se le exige al Poder Ejecutivo Nacional, en cabeza de Mauricio Macri, que disponga las partidas presupuestarias necesarias para garantizar el normal funcionamiento de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo)

La Universidad atraviesa un ahogo presupuestario producto a una crisis presupuestaria y una alta deuda por parte de la Secretaría de Políticas Universitarias Nacional con la casa de altos estudios. El proyecto, acompañado por los diputados nacionales Dario Martinez de Neuquen y Martin Doñate de Rio Negro, exige que se cumpla con el envío de fondos para la Universidad.



“Se sacaron cerca de 70 mil subsidios por discapacidad y no están otorgando nuevos”

El Diputado Alberto Ciampini en diálogo con El Intransigente denuncia la situación que se vive con las pensiones por discapacidad.

El Intransigente habló con el diputado Alberto Ciampini (FPV) presidente de la Comisión de Discapacidad sobre el abandono de la Agencia Nacional de Discapacidad.

Según relata el diputado, desde la renuncia de Javier Ureta Sáenz Peña a la Agencia en abril de este año, no se ha nombrado ningún nuevo director. Sáenz Peña fue el gestor principal de aplicar el decreto 698/17, que disolvió la CONADI y la comisión de pensiones asistenciales.

“Esta gente lo único que hizo fue tomar el presupuesto, que tenía en la CONADI, pasarlo al ámbito Ejecutivo. Ahí no se sabe absolutamente más nada de lo que pasa con el tema de las pensiones”, explica Ciampini,  que además habla de un “descabezamiento” del área.

El diputado advierte que nadie de la Agencia ni de la Jefatura de Gabinete se han acercado a  dar respuestas sobre la situación con las pensiones de discapacidad. Además, denuncia que el oficialismo no asiste a las  sesiones correspondientes: “En la comisión tenemos la situación también de que el quórum no lo podemos lograr, porque no asisten los diputados del oficialismo. Entonces, estamos viendo que por todas las áreas hay una desprotección de la política para las personas con discapacidad”.

Ciampini  expresa que la quita de subsidios de se realizó en 2017, se hizo tomando a los subsidiados como a un todo y se les pidió nuevamente la documentación que certifique su discapacidad: “dijeron que todos esos se sacan, porque se otorgaron en la gestión anterior, cuando para llegar a tener un subsidio, hay reconocimientos de todas características, reconocimientos médicos, todo”.

Acorde al relato del legislador: “a partir de la resolución de dar de baja un montón de subsidios, no se otorgaron más. Se sacaron cerca de 70 mil subsidios por discapacidad y no están otorgando nuevos”.

Actualmente el legislador advierte que quien necesita realizar un trámite por discapacidad se encuentra que no tiene atención directa o personalizada donde acudir.

Por último, carga contra el ex director de la Agencia: “Esta persona dijo, he reformulado mis desafíos personales y profesionales, me acojo al beneficio de una beca por parte de la Universidad de California, Santa Bárbara, para hacer un Master. Esto es una irresponsabilidad política absoluta, por lo menos, tiene que tener la delicadeza de que las cosas queden en funcionamiento”.

Publicada: https://www.elintransigente.com/politica/2018/7/4/confirmaron-la-condena-de-un-falsificador-de-dinero-498878.html



Para el diputado Ciampini, “el Gobierno es perverso”

El presidente de la Comisión de Discapacidad de la Cámara baja criticó con dureza al Ejecutivo nacional por “profundizar ajustes y recortes” en las pensiones que reciben las personas con discapacidad.

El diputado nacional Alberto Ciampini, presidente de la Comisión de Discapacidad, advirtió que el Ejecutivo intenta nuevamente “profundizar los ajustes y los recortes” a las pensiones que reciben las personas con discapacidad.

El neuquino sostuvo que “es angustiante tener que día a día trabajar para evitar mayores daños por parte del Gobierno que hacerlo para conseguir mejores condiciones de vida para todos los argentinos. Hemos llegado a un punto de inflexión, donde ya no se puede tolerar más ataques ni perjuicios”.

En este sentido, Ciampini sostuvo que desde la llegada del Gobierno de Cambiemos al poder, el Ejecutivo “dinamitó” el Consejo Nacional para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS), y en su lugar creó una Agencia Nacional de Discapacidad, “que ya suspendió y dio de baja en los últimos dos años a unas 170.000 pensiones no contributivas, de las cuales 70.000 eran por invalidez”.

Asimismo, el legislador indicó que un nuevo recorte “es parte del plan de ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional”, el cual estimó que se trata de “un mecanismo perverso e insensible, basan sus recortes en números sin calcular el daño que hacen a hombres y mujeres de nuestro país”.

El diputado neuquino indicó que el Gobierno buscará una “ahorro” de ocho mil millones de pesos, destinados a pensiones hacia sectores vulnerables. “Además de estos recortes, han avanzado en despidos y vaciamiento de áreas asistenciales, han cortado el pago a proveedores, han suspendido los tramites de otorgamiento de nuevas pensiones, y ahora van de nuevo a quitarle la ayuda vital que estas familias reciben”, sentenció Ciampini.

Además, el presidente de la Comisión de Discapacidad de la Cámara de Diputados dijo que “para recibir el beneficio las personas atraviesan controles estrictos y con evaluaciones multidisciplinarias. Es una absoluta falacia pretender argumentar el brutal ajuste en nombre de supuestas irregularidades”, sentenció.

El diputado resaltó que convocó para el próximo miércoles 4 de julio a una reunión de la comisión de Discapacidad con el objetivo de “tratar estas nuevas maniobras de ajustes y continuar con el tratamiento de proyectos claves”.

Ciampini presentó un proyecto de ley denominado “Sistema de Promoción Integral de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad”, que modifica la Ley 22.431 sancionada en el año 1981 en plena dictadura militar.

El objetivo de la ley, presentada en el año de 2016 en conjunto con la experiencia de las organizaciones de la sociedad civil, plantea la problemática desde el paradigma de los Derechos Humanos en consonancia con la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, y no desde una mera óptica asistencial. Sin embargo, el proyecto ha encontrado obstrucciones institucionales que evitan su sanción.

Publicado en: Parlamentario

http://www.parlamentario.com/noticia-111019.html


Recorrida Villa La Angostura

El diputado Alberto Ciampini recorrió junto a la concejala Mirna Gómez, la ciudad de Villa La Angostura durante el fin de semana. El diputado mantuvo reuniones con diferentes referentes locales, con los que analizaron la realidad política de la provincia y de la nación.

Participó además de un encuentro con el Director de Protección Civil de Villa La Angostura, Maros Arretche, donde se evaluaron los riesgos ambientales de la región.  Ciampini sostuvo que “junto al equipo de protección civil analizamos la sensibilidad ambiental en la región. Una mala gestión en áreas de alta sensibilidad puede potenciar la vulnerabilidad y riesgo ambiental”.

“Nos presentaron un plan de contingencia de Incendios, y nos comprometimos a hacer los esfuerzos necesarios para lograr desde el Congreso de la Nación el apoyo suficiente para reducir los riesgos ante las alertas que se presentan”, sostuvo el legislador.

Además, junto a Mirna Gómez, realizaron una entrega de subsidios al Centro de Jubilados de esa localidad, que fue efectuada al presidente, Carlos Vich y al tesorero Rubén Otranto.



O fortalecemos un Estado Nación soberano o nos arrodillamos ante los designios del FMI

El acuerdo del Gobierno con el FMI por el que aspira a recibir un préstamo de 50.000 millones de dólares con la contrapartida de injerencias y condicionalidades en la política económica, tendrá consecuencias adversas para la mayoría de la población. 

Se trata de un acuerdo stand by (un crédito a desembolsarse en varias etapas, sujeto a que se cumplan ciertas condiciones) de tres años de duración. Para recibirlo entero, Argentina deberá reducir su déficit fiscal del actual 3,2 por ciento del PBI al 2,7 por ciento para fines de 2018; al 1,3 por ciento para 2019 y a cero para 2020, una meta casi imposible que a la vez supone un ajuste de 20.000 millones de dólares (que necesariamente incidirá en los sectores más vulnerables) y una perspectiva de estancamiento.

¡Qué lejos estamos de los prometidos 20 años de crecimiento anunciados hace poco por el ministro Nicolás Dujovne y el presidente Macri!

Otra condición del FMI es recortar las jubilaciones y pensiones, la obra pública y los aportes del Tesoro nacional a las provincias. El acuerdo incluye, además, una reforma de la carta orgánica del Banco Central que le otorgará más autonomía del gobierno y eliminará todas las transferencias del BCRA al Tesoro nacional.  Nadie puede creer en serio en la zoncera de la autonomía del Banco Central. La autonomía del BCRA es utilizada para sustraer la institución del control democrático y entregarla al poder financiero.

Las condiciones acordadas serán evaluadas diaria, mensual y periódicamente por el organismo internacional, con lo que ocurrirá un monitoreo externo de la política económica local.

Los datos en sí mismo expresan la gravedad de la hipoteca a la que se compromete la Argentina, lo que representará una carga dolorosa sobre el conjunto de la sociedad, especialmente sobre los sectores de menos ingresos.

El producto bruto interno expresa la riqueza producida en el país. Sin embargo, cuando ese dinero termina convertido en moneda extranjera y es depositado en cuentas bancarias extranjeras o en inversiones especulativas, estamos ante un proceso de fuga de divisas y especulación. Se trata de un ahorro sin uso específico que sale del sistema económico.

La salida de riqueza del circuito económico hacia destinos externos es una característica inherente al modelo económico del gobierno de Mauricio Macri. Y esta característica ha derivado en una crisis cambiaria, que llevó al gobierno a recurrir al FMI. La salida de divisas del país ya alcanza casi 42.000 millones dólares desde la asunción de Macri como Presidente en diciembre de 2015, es decir, en menos de tres años.

En este marco, el gobierno nos plantea que es necesario desregular completamente la economía para lograr la llegada de inversiones productivas, pero como eso no ocurre, es necesario recurrir al crédito externo, dado que los capitales extranjeros que llegan lo hacen atraídos por las altas tasas de interés que ofrece el país. Se llevan el dinero que obtienen como ganancias por la especulación financiera y es así que el crédito que llegará desde el FMI volverá a entrar en ese circuito especulativo para luego volver a salir del país. ¡Eso no se sostiene en el tiempo!

La compra de Lebacs es la vía más habitual por la que se fugan capitales de Argentina: un tipo de bono creado por el BCRA cuyo riesgo es bajo (el Banco Central garantiza el pago), el rendimiento es rápido (vencimiento de 30 días) y a la vez es alto, 40 por ciento anual. Las Lebacs son el instrumento con que han reactivado la llamada “bicicleta financiera”. Los capitales especulativos ingresan sus dólares al país, los cambian a pesos, compran Lebacs, las colocan a 30 días, venden los bonos y, con la diferencia, vuelven a comprar dólares que, gracias a la ausencia de restricciones y regulaciones, pueden sacar libremente del país hacia cualquier destino, incluidos los paraísos fiscales. ¡Tal es el impacto de este negocio sobre la fuga de capitales que el propio FMI le puso como condición a la Argentina eliminar las Lebacs! 

El problema es que la operatoria de fuga de divisas no se hace sólo con las Lebacs. ¡Todos los bonos emitidos por el Ministerio de Economía pueden ser formas de fugar capitales! ¡También las regalías y las patentes son formas de fugar divisas! ¡Las mineras y las grandes corporaciones agropecuarias tampoco tienen restricciones para sacar sus ganancias del sistema económico argentino, porque desde febrero de 2016, cuando Macri firmó los decretos que eliminaban las retenciones, pueden disponer de sus dineros como quieran!

¿Acaso la llegada del crédito del FMI frenará la salida de capitales? El FMI podría pedir que se regule el sistema financiero del país, tal como lo señala el artículo 6 de su estatuto. Sin embargo, no está entre las condiciones planteadas para liberar el primer tramo del préstamo.

Se trata de falta de regulaciones en el sistema financiero y económico del país. La cultura del dólar está instalada entre los argentinos, de manera que para desactivarla es necesario un programa económico que contemple otras formas de ahorro creíbles para recuperar la confianza en el sistema económico. Ahora bien, ¿quiénes podrían llevar adelante estas medidas? ¿Los empresarios devenidos funcionarios públicos que tras el escándalo de los Panama Papers debieron reconocer cuentas bancarias en paraísos off shore? 

Las políticas puestas en marcha indican la intención de fortalecer la preeminencia del capital respecto del trabajo, con una valorización financiera sustentada en el endeudamiento externo y las producciones primarias exportables. Se trata de un modelo de apertura de la economía de par en par, sin regulaciones, que termina atrayendo capitales sólo de especulación financiera, incapaz de sostener la balanza comercial.

El poder económico está conforme y avala. Los especuladores reciben noticias de nuevos y renovados instrumentos para apostar con sus colocaciones. Los acreedores cobran e incluso diversifican sus carteras. Los que pueden trasladan a precios y suman ganancias en sus balances, con posibilidad de remitir utilidades al exterior si fuera necesario o incluso fugar capitales.

Los perjudicados son la mayoría de la población, sea por el ajuste fiscal que afectará el gasto social, como por las reformas estructurales, especialmente las reformas laborales y previsionales.

Estas políticas llevan al país al fracaso. Políticas que ya demostraron su fracaso por qué ahora deberían tener otros resultados.

Hasta ahora, ha sido imposible imponer la “africanización” de nuestra sociedad. Si bien 17 años atrás el FMI hundió al país en la peor crisis institucional de nuestra historia, la resistencia social impidió la reconversión deseada por esta entidad. Pero con la desesperada vuelta al Fondo, hoy, nuevamente, el FMI pasa a pretender diseñar –o, en el mejor de los casos, condicionar– toda nuestra política económica.

¿Será posible imponer semejantes planes?

Hace apenas un par de días, el Presidente afirmó que su proyecto económico sigue siendo el indicado, pese a los vaivenes financieros. Macri ratificó que el ajuste deberá acelerase y remarcó que la baja del déficit fiscal es primordial para que la Argentina crezca de manera sostenida.

Nosotros sabemos que no se trata de un problema fiscal. El problema es el modelo. No es la pericia o impericia de un funcionario.

Hay una entrega de soberanía total. Ya no importa tanto quién es el Presidente del Banco Central. Es el Fondo el que revisará, el Fondo el que dirá.

El gobierno ha aceptado ceder una significativa porción de soberanía, cuyos efectos iremos sintiendo a lo largo del tiempo. Es el gobierno que más endeudamiento va a dejar a futuro, en apenas dos años y medio de gobierno.

O ponemos medidas regulatorias o gobiernan los mercados.

O fortalecemos un Estado Nación soberano o nos arrodillamos ante los designios del FMI.