Categoría: En los Medios

“La clandestinidad nos tiene que doler a todos”

El diputado por el Frente Para la Victoria neuquino, José Alberto Ciampini realizó hace minutos su intervención en el debate por la legalización del aborto, y aseguró que con esta ley “ganamos todos”. Como ya había adelantado, voto a favor del proyecto que prevé la legalización de la interrupción del embarazo y afirmó que hoy la discusión está entre la legalidad y la clandestinidad, corriendo el eje de la discusión en lo bueno o malo del hecho en si.

Ciampini festejó leyes como la de fertilización asistida, al igual que otras que han “avanzado mucho” en la democracia, consideró que “hoy la discusión es entre la clandestinidad y la legalidad del aborto”.

“Algunos dicen que esta ley va a ser la revolución de las niñas y las nietas”, enfatizó y aseguró que “así va a ser”.

“Tenemos que abrir los ojos y pensar seriamente hacia adonde vamos, cual es el futuro del país”, dijo mirando a sus pares y sostuvo que “la clandestinidad nos tiene que doler a todos”.

“Esta ley vela por la integridad física y emocional de aquellas que quieren decidir por la salud. Amplía y asegura derechos y ganamos todos como sociedad en términos de igualdad entre hombres y mujeres”, finalizó y festejó que “en Neuquén la mayoría está a favor de esta ley y queremos que sea apoyada”, concluyó.

Fuente: Diario Río Negro

 

Seguí inform



Base militar de EEUU. Pedido de interpelación a Oscar Aguad

Diputados de Neuquén y Río Negro citaron en forma inmediata al ministro de Defensa Oscar Aguad, al Congreso nacional para ser interpelado -en sesión especial- ante la inminente instalación de una base militar de Estados Unidos en la provincia de Neuquén, a escasos kilómetros de la capital.

El pedido se realizó en los términos de los artículos 71 de la Constitución Nacional y 204 del Reglamento la cámara baja y fue firmado por los diputados neuquinos Alberto Ciampini y Darío Martínez yy la diputadas rionegrinas Silvia Horne y María Emilia Soria, entre otros.

Los legisladores señalan que si “la base se construirá con fondos donados por el US. Southern Command, es decir el Comando Sur de los Estados Unidos, se trata de un organismo militar que en su propia página web describe que “el Comando Sur de EE.UU. aprovecha las capacidades de respuesta rápida, la colaboración de naciones socias y la cooperación regional dentro de nuestra área de responsabilidad para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EE.UU, defender los acercamientos sureños de Estados Unidos y promover la seguridad y la estabilidad regional”.

En razón de que el artículo 75 inciso 28 de la Constitución Nacional establece la necesidad de autorización de este Congreso de la Nación para introducir tropas extranjeras, los diputados se preguntan ¿Por qué no se ha tramitado debidamente un pedido de autorización del Congreso? y ¿Cuál es el motivo por el cual no se ha seguido el procedimiento de la Ley 25.880, referido a la solicitud a este Congreso de la Nación de autorización para permitir la entrada de tropas extranjeras al territorio argentino?”.

En otro orden advierten los legisladores que “la Autovía Norte, donde se asentará la base, une a través de 19 kilómetros las cuatro principales ciudades de la región lindantes a Vaca Muerta (y a Neuquén Capital) y es un punto estratégico que tiene acceso al aeropuerto” y destacan la importancia geoestratégica de la locación en la que se construiría la base.

También requieren adoptar medidas de protección del recurso natural, “en atención a que Neuquén tiene una de las reservas de agua más importante del país, donde confluyen los ríos Limay y Neuquén”.

 

Fuente: https://www.adnrionegro.com.ar/2018/06/diputados-alertan-por-base-militar-de-ee-uu-en-neuquen/

 



Ciampini: “La provincia va en camino a caer en los brazos de Cambiemos”

En diálogo con La Tecla Patagonia el Diputado Nacional neuquino se refirió a la actualidad del peronismo a nivel nacional y provincial. “Los posicionamientos personales no sirven para nada, lo que sirve es la política”, aseguró el legislador

El diputado nacional por Neuquén, Alberto Ciampini, dialogó con La Tecla Patagonia respecto de la realidad política provincial y nacional. Hay una instancia que amerita que se discuta política y no posicionamientos personales e individuales que lo que hacen es favorecer al oficialismopara seguir con sus políticas de desestructuración de un sistema económica que estaba insertado en el país”, dijo el legislador consultado sobre la posibilidad de la unidad del PJ nacional hacia 2019.

En esa línea, Ciampini aseguró que “hay que seguir batallando sabiendo que los posicionamientos personales no sirven para nada, lo que sirve es la política, y esto es lo que tenemos que tratar de demostrar nosotros como dirigentes hacia la sociedad, para que crea nuevamente en una instancia superadores y no que retrotraiga a los destinos del país”.

Al consultársele sobre posibles nombres que encabecen la unidad del peronismo, el Diputado Nacional expresó que “centrarlo en nombres es muy simplista. Creo que acá lo que tenemos es que ordenar la política, con un eje básico sobre el tema social y laboral que estamos viviendo, y con una economía que pasa a ser dependiente de los destinos de organismos internacionales. Sobre esa base, los candidatos que nosotros tengamos para exponer a la sociedad estarán, pero estos fundamentos básicos de establecer pautas sobre estos objetivos tienen que ser prioritarios”.

Respecto del futuro del PJ en la provincia y las aspiraciones a 2019, aseguró que su preocupación pasa  porque “la provincia va en camino a caer en los brazos de Cambiemos sino se tiene en cuenta todo lo que está pasando. El problema más grave no lo tenemos nosotros como PJ sino que lo tiene el MPN en cuanto a su conducción. Hay que marcar cual es la diferencia política y no ser solidarios a Cambiemos. Mi preocupación es esta. Neuquén es una provincia que siempre fue teniendo un destino progresista, no neoliberal, y creo que está cayendo en esa instancia. Por falta de Gobierno y por el avance que está teniendo el oficialismo nacional en la provincia”.

Por último, Ciampini aclaró que “nosotros ya hemos establecido en las últimas candidaturas a diputados cuáles eran las diferencias y hemos tenido un fuerte apoyo de la sociedad. Por ese camino vamos a seguir trabajando”.

 

Nota:

http://www.lateclapatagonia.com.ar/movil_2/_noticia_32130.htm



Macri miente

Nuevamente el presidente enviste contra nuestra región, asegurando que consumimos 4 o 5 veces más gas que la ciudad de Montevideo en Uruguay.

En una nueva búsqueda de montar un falso escenario para quitar el subsidio al gas a las provincias patagónicas, mezcla peras con manzanas.

Es que el Señor Presidente omite decir, para sostener su mentira, que en Uruguay existe un fuerte subsidio a la energía eléctrica, por lo cual utilizan esa energía para cocinar y calefaccionar sus viviendas. En la Patagonia, y mayormente en Argentina, utilizamos el gas.

Pero sus afirmaciones falaces no quedan ahí. La temperatura media en invierno en Montevideo es de 7ºC, mientras que el promedio en la región patagónica es de 0.7ºC, es decir 10 veces menos que en la capital uruguaya.

En su omisión maliciosa para montar un falso escenario digno de Jaime Durán Barba, el presidente debería recurrir a la sabiduría de la naturaleza, que demuestra con pruebas contundentes que en las provincias patagónicas hay gas porque hace frío, ni más ni menos.

Las provincias patagónicas producen el 80% de gas del país, y solo consumimos el 15% de toda la generación de gas de la Argentina, que además exportamos a Uruguay, país que no produce esa energía.

Le exigimos a Mauricio Macri abandonar la afirmación de que en la Patagonia se calefaccionan las veredas a través de losa radiante y le recordamos que ya fue desmentido por el propio vecino de la capital santacruceña acusado de esa burda mentira. Esa falsa realidad solamente fue parte de una operación político mediática de Eduardo Feinmann, potenciada por usted de manera maliciosa e irresponsable en virtud del cargo que ejerce.

Desde el 15 de noviembre de 2015, en el debate previo al ballotage que lo convirtió en presidente, Mauricio Macri incurre en mentiras. Desde el momento que asumió la mayor magistratura nacional mira a la Patagonia con la nuca.

Le pedimos perdón por vivir en una región donde hace frío, que es un paraíso por sus bellezas naturales, que produce el gas que utilizan todos los argentinos. Señor presidente, nos encanta habitar esta hermosa región de la Argentina, porque antes de ser patagónicos, somos argentinos.

 

Firmamos:

Legisladores nacionales: Marcelo Fuentes (Senador Nacional – Neuquén), Darío Martínez (Diputado Nacional – Neuquén), Alberto Ciampini (Diputado Nacional – Neuquén)

Nancy González (Senadora Nacional – Chubut), Santiago Igon (Diputado Naciónal – Chubut), Ana Llanos Massa (Diputada Nacional – Chubut) , Ana María Ianni (Senadora Nacional – Sta. Cruz), Máximo Kirchner (Diputado Nacional – Santa Cruz), Juan Benedicto Vázquez (Diputado Nacional – Santa Cruz), Matías Rodríguez (Diputado Nacional – Tierra del Fuego), Martín Pérez (Diputado Nacional – Tierra del Fuego), Ana Luz Carol (Diputada Nacional – Tierra del Fuego), Magdalena Odarda (Senadora Nacional – Río Negro), Silvina García Larraburu (Senadora Nacional – Río Negro), María Emilia Soria (Diputada Nacional – Río Negro), Martín Doñate (Diputado Nacional – Río Negro).

Intendentes: Gustavo González (Puerto Deseado – Sta. Cruz), Federico Bodlovic (Piedra Buena – Santa Cruz), Néstor Gonzalez (Puerto Santa Cruz – Santa Cruz), Guillermo Mercado (Los Antiguos – Santa Cruz), Mauro Casarini (Perito Moreno – Santa Cruz), Héctor Vidal (Gob. Gregores – Santa Cruz), Javier Belloni (El Calafate – Santa Cruz), Hugo Garay (28 de Noviembre – Santa Cruz), Raúl Andrade (El Chaltén – Santa Cruz), Atanacio Pérez Osuna (Río Turbio – Santa Cruz), Walter Vuoto (Ushuaia – Tierra del Fuego), Pablo Delgado (Beltrán – Río Negro), David Mendoza (Belisle – Río Negro), Martín Soria (General Roca – Río Negro), Saúl Echeveste (Telén – La Pampa), Vilma Millán (Vice intendenta 25 de Mayo – La Pampa).



El cambio de paradigma en la política social que aplica la ministra Stanley

La política social que lleva adelante el gobierno de Macri está directamente relacionada con su política económica. En efecto, la implementación de un modelo de apertura económica, sumado al fuerte proceso de endeudamiento externo con altas tasas de interés, tienen como consecuencia la desindustrialización, que genera un aumento de la desocupación, un crecimiento del empleo informal y por ende, la destrucción del mercado interno.

En paralelo, con el objetivo de bajar el déficit fiscal, el gobierno aplicó tarifazos a los servicios públicos y comenzó con una quita de subsidios, mientras que le bajaban o quitaban impuestos a sectores concentrados y exportadores. El déficit fiscal no solo no bajó, sino que aumentó por el peso de los intereses de la deuda, que terminó siendo, y aún es hoy, el gasto que más creció.

En este marco se dio una transformación en la política social llevada adelante por el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de la ministra Carolina Stanley. Esta transformación tiene como consecuencia y se expresa en que quienes quedan excluidos del mercado, debido a la política económica señalada, son individuos que en vez de derechos, deben recibir “ayuda” o “favores” del Estado, como expresó la propia ministra Stanley.

Se pasa de una política basada en sujetos destinatarios de derechos a otra donde los individuos son considerados emprendedores que definen individualmente su destino, y que en caso de no integrarse al mercado laboral formal, deben recibir una asistencia del Estado.

En la práctica esta política social que implementa la Ministra Stanley perjudica a los sectores más castigados por la política económica neoliberal. En este sentido, desde la asunción de Cambiemos se procedió a la eliminación y recorte de 170 mil pensiones a personas con discapacidad sin mediar resolución y estudio de los casos previamente que fundara la medida, lo que ha perjudicado gravemente a ese colectivo social.

Por este motivo desde la comisión de Discapacidad de la Cámara de Diputados de la Nación hemos citado en varias oportunidades a la ministra durante 2017 para que brinde las explicaciones, pero sin embargo, no concurrió en ninguna oportunidad.

Luego el gobierno procedió de manera sorpresiva a la eliminación de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS) y la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales mediante decreto de necesidad y urgencia N° 698/17 y creó la Agencia Nacional de Discapacidad. Esas instituciones dependían del Ministerio de Desarrollo Social, no así la nueva Agencia que se constituye como un ente descentralizado en la órbita de la Secretaría General de la Presidencia, con autarquía económico-financiera y personería jurídica propia.

Esta medida se tomó de manera unilateral, sin consulta previa a las organizaciones de personas con discapacidad ni al Congreso de la Nación. Sin embargo, gracias al trabajo conjunto entre las organizaciones del colectivo afectado y de algunos diputados de la comisión de discapacidad, se logró que la comisión bicameral de trámite legislativo dictaminara su invalidez. Pero el expediente quedó cajoneado, y el DNU sigue vigente.

Del marketinero Plan Nacional de Discapacidad que anunció el presidente de la Nación junto a la vicepresidenta Michetti, no tenemos aún noticias.

Otra de las medidas significativas que tomó el gobierno nacional en el área social fue subsumir los programas “Ellas Hacen” y “Argentina Trabaja” en el programa “Hacemos Futuro”. Por este motivo Stanley también fue citada al Congreso Nacional, pero la ministra tampoco acudió.

En el caso de “Ellas Hacen”, era un programa que se diseñó y puso en marcha en 2013 para mujeres sin techo y víctimas de violencia machista con el objetivo de que pudieran construir su propia casa y además recibir una remuneración mensual. Gracias a esa política pública muchas mujeres pudieron capacitarse en albañilería, electricidad, plomería y otros oficios que por lo general eran patrimonio de los varones.

Si bien el gobierno anunció la reconversión del programa negando su disolución, las beneficiarias del mismo han denunciado que hace dos años están sin actividad (Página 12, 2/4/2018). “Hacemos Futuro” plantea “mejorar las condiciones de empleabilidad promoviendo la autonomía económica” y establece como requisitos la terminalidad educativa, la capacitación y la actualización de los datos. De forma paradójica el mismo gobierno que cierra escuelas, exige la terminalidad educativa.

Este programa al mismo tiempo ya no exige a los beneficiarios formar parte de las cooperativas. Se prioriza así lo individual frente a lo colectivo en la lógica del “esfuerzo individual”. También se prioriza la lógica de gestión de las ONG y la tercerización de las políticas públicas.

Estas políticas asistenciales, como se menciona en un informe de la Fundación German Abdala sirven como contenedoras de la caída de la actividad laboral producto de la política económica, y no como dinamizadoras del consumo como sí se producía en el anterior gobierno.

Esta reconversión de los planes sociales no estaría funcionando ya que según una nota del diario La Nación, apenas 12.280 beneficiarios accedieron a puestos laborales en la gestión de Macri, cuando la expectativa era que llegara a 80.000 personas.

El gobierno desvinculó la problemática de la pobreza de lo laboral y la discusión sobre la desigualdad social. El discurso que justifica las políticas que la ministra Stanley lleva adelante se centra en el individuo aislado y en dar oportunidades.

Como señalamos al principio, no puede desvincularse este cambio en la política social de la política económica que aplica Cambiemos. Una política que es regresiva ya que concentra el ingreso y favorece la especulación financiera mediante la deuda. La industria nacional y el mercado interno se ven así seriamente afectados. Frente a esta situación que genera mayor exclusión social, la política que aplica la ministra profundiza la situación y hace responsable a los propios sectores populares mediante una mirada individualista.

Diputado Nacional Alberto Ciampini

Presidente de la Comisión de Discapacidad de la Cámara de Diputados de la Nación

 



El desmantelamiento del Estado de Bienestar

La vuelta del modelo económico de valorización financiera y endeudamiento es simultánea con el desguace de políticas públicas como el plan Progresar, o con el quite de pensiones por discapacidad. Hay tiempo de parar el desmantelamiento, si la sociedad da un fuerte mensaje opositor en las elecciones legislativas.

Asistimos en la actualidad al desmantelamiento de un Estado garante de derechos que se construyó a la par de un modelo económico de acumulación sostenido en el mercado interno. Durante doce años se generó un círculo virtuoso en el que, mientras se democratizaba el acceso al consumo para los sectores postergados y ponía en marcha empresas e industrias, se conquistaban y garantizaban derechos. La salida del derrumbe del modelo económico de la convertibilidad en 2001 y la fuerte voluntad política, les permitió a Néstor y Cristina Kirchner tener relaciones de fuerza político-sociales favorables para llevar adelante las transformaciones necesarias. Una de estas transformaciones imprescindibles, que le permitió al país tener autonomía en materia de política económica, fue la resolución de la crisis de la deuda externa heredada, a través de canjes y quitas muy beneficiosas.

Por el contrario, durante la gestión de Mauricio Macri vimos cómo se desmontó dicho círculo virtuoso: caída mes a mes del consumo, cierre de empresas, despidos, y un aumento de las importaciones de bienes de consumo que perjudica a la industria nacional. Se trata de la instauración de un modelo económico de valorización financiera. De hacer dinero prestando al Estado, endeudándolo, incluso hasta por el récord de 100 años, especulando en general. Este modelo, que ya es noticia en el mundo, fue recientemente publicado en la BBC como “la bicicleta financiera, el símbolo de la Argentina de Macri”.

Mientras desde Cambiemos se cansaron de prometer “optimismo”, “segundo semestre” y “brotes verdes”, que solo llegan para especular con la timba, los sectores trabajadores y vulnerables son los grandes castigados. El desguace de políticas públicas como el plan Progresar, que implica un apoyo económico y un acompañamiento del Estado hacia los jóvenes que desean estudiar y no cuentan con recursos económicos, o la baja de las pensiones a personas con discapacidad y adultos mayores sin jubilación a cargo del ministerio de Desarrollo Social, caracterizan una gestión que tiene como objetivo el desmantelamiento del Estado de Bienestar. Al mismo tiempo, ese gobierno le baja o quita retenciones al sector agroexportador y a la minería, lo que genera una reducción de ingresos al Estado y una mayor concentración de riqueza en pocas manos.

Ya no se puede ocultar que la lógica política de este gobierno no es de diálogo o consenso, y menos todavía su insensibilidad social. Lo que se visibiliza es un verdadero plan de ajuste económico que se está implantando por el camino del “si pasa, pasa”, una metodología explicitada por el ministro de Educación de Nación, Esteban Bullrich, en ocasión de señalar cómo negociaba con los gremios abriéndoles varios frentes a la vez.

Como ocurrió con la venta de acciones de la Anses, el cálculo de las jubilaciones o los casos de corrupción de las empresas del grupo Macri -Correo Argentino y Avianca-, pretenden hacernos creer que se trata de errores y encima quedar como republicanos al rectificarse. En realidad, van probando la resistencia de la sociedad, en un avance y retroceso, en el marco del señalado plan de ajuste e instauración de un modelo para muy pocos.

Como dijo Cristina Kirchner en el reciente lanzamiento de Unidad Ciudadana, “están desorganizando la vida de la gente”, y esto implica la destrucción del tejido social, con graves consecuencias para la mayoría de la comunidad. Parece que pretenden volver a una situación decimonónica, en tanto cuestionan los derechos sociales y hasta civiles, como lo muestran los casos de espionaje y persecución. Una sociedad desorganizada es una sociedad donde el otro es un obstáculo y reina el ‘sálvese quien pueda’. Esta es la verdadera pesada herencia que dejará este gobierno como legado, si no se cambia el rumbo a tiempo.

El desarrollo económico y la movilización social ascendente se logran con un Estado que oriente las políticas y los recursos hacia el fortalecimiento de la industria nacional, y compense al menos las brechas sociales heredadas, otorgando oportunidades para los jóvenes como lo brindaron la Asignación Universal por Hijo, los planes conectar-Igualdad y Progresar, y Tecnópolis. El bienestar y la realización individual se logran con esfuerzo, pero también con un proyecto de país, un Estado presente que acompañe y brinde oportunidades.

Estamos a tiempo de parar el desguace y el desmantelamiento, si la sociedad le da un fuerte mensaje de oposición a este rumbo en las elecciones legislativas. De lo contrario, el gobierno profundizará la política neoliberal y quizá sea tarde para revertir consecuencias profundas y estructurales para las futuras generaciones.

Publicado en http://vaconfirma.com.ar/?articulos_seccion_719/id_3939/el-desmantelamiento-del-estado-de-bienestar