Categoría: INICIO

Rechazo al FMI

El diputado nacional Alberto Ciampini repudió la decisión del gobierno nacional de endeudar al país con el FMI. “Es una historia conocida para la Argentina” sostuvo el legislador.  Manifestó que “estos organismos de crédito internacionales que responden a las potencias imponen condicionalidades de ajuste que siempre terminaron perjudicando al país y especialmente al pueblo trabajador. Exigen un paquete de ajuste y reformas que implican además de la caída de los salarios, de las jubilaciones y de mayor precarización laboral un fuerte debilitamiento de la soberanía”.

Ciampini recordó la campaña presidencial de Macri, en la que “el pueblo argentino ha sido engañado y estafado por el gobierno ya que no votó para volver a las peores épocas de sometimiento y endeudamiento con el FMI”.

Finalmente, el diputado neuquino sostuvo que “de esta manera el gobierno pretende continuar con la política económica de valorización financiera y fuga de divisas a paraísos fiscales sin atacar los problemas estructurales de la economía que son los causantes de la falta de divisas, y por el contrario los profundiza. Medidas que ya probaron ser causantes de crisis no pueden dar otros resultados. El gobierno de Macri fabricó una crisis para legitimar una redistribución regresiva del ingreso y con este acuerdo con el FMI lo profundizará”.



De Menem a Macri: La vuelta de la política energética neoliberal

El día lunes 23 de abril el presidente Mauricio Macri viajó a territorio neuquino y todavía no nos queda muy claro a qué fue. Quizás eligió Vaca Muerta como símbolo del futuro del país, como símbolo de la producción, como símbolo de un buen proceso. Le agradecemos a Macri el reconocimiento al desarrollo, a la inversión y al esfuerzo de la gestión de gobierno de nuestro espacio político. Pero ese esfuerzo no lo hicimos a costa de los argentinos, sino que lo hicimos con todos adentro.

En el mes de mayo del año 2012 esta cámara sancionó la ley 26.741 que declara de interés público nacional y como objetivo prioritario de la República Argentina el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, a fin de garantizar el desarrollo económico con equidad social, y el crecimiento equitativo y sustentable de las provincias y regiones. En ese marco en su artículo N° 7 la ley estableció de interés público y sujeto a expropiación el 51% del Patrimonio de YPF, nuestra empresa de bandera líder del sector energético.

Lo acertada de esta histórica decisión se puede ver cristalizado en los datos: la producción de crudo en Argentina comenzó a recuperarse a partir de la renacionalización de YPF. Así según el OETEC[1], se desaceleró la tendencia declinante de la producción y mejoró ostensiblemente su performance de allí en más. En 2015, se logró revertir la producción a la baja. El rol jugado por YPF fue estratégico a partir de 2012 en la recuperación.

Hoy por el contrario vemos que se paralizó esa recuperación y crecimiento liderado por YPF, ya que en 2017 se produjo menos crudo que en 1992. En Neuquén por ejemplo entre 2015 y 2017 se redujo la producción en un 6,6%, siempre según la información elaborada por el OETEC en base a datos oficiales del Ministerio de Energía.

En cuanto a las importaciones en 2017 crecieron un 319% sobre 2015. A enero de 2018, el gobierno de Macri llevaba importados un 57% más que lo importado durante los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

En cuanto al gas cerró su producción en 2017 cayendo un 1%, la primera caída desde 2014 y la peor desde 2013. La renacionalización de YPF también había sido fundamental para la recuperación de la producción. En perforación de pozos también asistimos a un proceso de desinversión ya que 2017 cerró por debajo de 2012.

Para las principales provincias de la OFEPHI el producto de la caída en la inversión y la producción en el sector significó perdidas por regalías del orden de los 393 millones de dólares desde la asunción de Macri[2].

Los aumentos y los tarifazos en los servicios públicos se ha comprobado que no provocaron ninguna lluvia de inversiones y solo han generado más ganancias extraordinarias para empresas multinacionales que la fugan al exterior. Por el contrario, para la población ha significado una disminución real de los salarios.

Ahora el gobierno pretende trasladar la carga económica para frenar el tarifazo a las provincias que de por si con esta política energética neoliberal perdieron ingresos por regalías.

Hay que preguntarse qué relación tiene la política energética con el modelo económico de país. La ley 26.741 de soberanía y autoabastecimiento de hidrocarburos lo expresa claramente: desarrollo con inclusión social.

¿Energía cara y dolarizada sin regulación para acrecentar las ganancias y la fuga de unas pocas multinacionales como sucedió en los noventa o energía a precio local subsidiada para la industria y el consumo interno en el marco del fuerte rol de liderazgo de YPF?

En un modelo de apertura indiscriminada solo puede verse afectada la industria local y el trabajo argentino.

Cambiemos ha tomado más de 166 mil millones de dólares deuda. ¿Acaso la tomaron para pagar los subsidios a la energía o para financiar la fuga de capitales de las minorías concentradas? ¿Cambiemos no logra contener la inflación, Acaso no la controlan por el mal hábito en el consumo de la energía? ¿Antes era la pesada herencia, ahora se da cuenta que la herencia son los malos hábitos de las argentinas y los argentinos?

La verdad pareciera ser que Macri fue hasta Vaca Muerta solo a hacer un spot publicitario. Un spot donde critica al pueblo por sus hábitos de consumo y los responsabiliza de las altas tarifas.

Macri fue a Vaca Muerta a declararle la batalla a la sociedad para poder seguir defendiendo las ganancias de una minoría empresaria. Y es la primera vez que lo reconoce. Hablando desde el tercer reservorio de gas convencional del planeta les dice a los argentinos como deben consumir para no pagar altas tarifas, e incluso amenaza con inflación y deuda si eso no se cumple.

El relato se separa cada vez más de la realidad y el presidente se separa cada vez más de la sociedad. Para justificar la ganancia de los empresarios Macri le declara la batalla a la sociedad.

A poco de asumir dijeron que los argentinos vivíamos en una ficción, y que por eso había que hacer algunos sacrificios. Es decir, dejar de vivir bien. Utilizaron la metáfora del avión que se cae y que había que estabilizar.

Después estiraron ese esfuerzo con promesas futuras de segundos semestres o cuartos trimestres donde vendría la estabilidad que nunca llegó. Hace un año, a falta de exigencias le pidieron al pueblo ceder un poco cada uno. Y ahí saquearon a los jubilados, intentaron e intentan implementar una reforma laboral, quitaron pensiones, redujeron asignaciones, despidieron trabajadores. En vez de recomendarle a los argentinos como lavarse los dientes, como prender la estufa, como cocinar, como bañarse, es hora de que empiecen a dar garantías para que todas esas cosas la puedan hacer todos y cada uno.

[1] http://www.oetec.org/nota.php?id=3183&area=1

[2] http://www.oetec.org/nota.php?id=3184&area=1



Comunicado sobre la intervención del PJ

Expresó mí más enfático repudio a la decisión arbitraria, viciada, y antidemocrático de intervenir el Partido Justicialista nacional.

La intervención judicial carece de sustento, y se produce en el marco de una serie de medidas proscriptivas al principal partido de la oposición en la República Argentina, que nos asemeja a las peores épocas de nuestra nación.

Es una medida enteramente política que busca desviar a la oposición del camino hacia el entendimiento para contener las políticas neoliberales que ponen en jaque la estabilidad de la nación. Destruir los partidos políticos es destruir la democracia.

No vacilaremos frente a este avasallamiento institucional, continuaremos junto a los trabajadores y al pueblo haciéndole frente a cada golpe de la derecha.

 

Alberto Ciampini

Diputado Nacional 

Congresal nacional PJ

Vicepresidente del Congreso Partido Justicialista (Neuquén)



Convocatoria “Un millón de firmas contra la Reforma Previsional”

La reforma previsional aprobada en el Congreso en 2017, perjudica a los actuales jubilados, pensionados, a los trabajadores que se jubilarán con una disminución del haber inicial del 20%, a los excombatientes de Malvinas y a los beneficiarios de la Asignación Universal por hijo, entre otros.

Por ello impulsamos su derogación a través de esta convocatoria.

Descargar PLANILLA >>

Descargar tutorial >>

 



Preocupación por acciones de defensa británica en las Islas Malvinas

El diputado Alberto Ciampini presentó un proyecto de Resolución donde expresa preocupación por la compra, por parte del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña, de un nuevo escudo  antimisiles con el objetivo de proteger el territorio ocupado en las islas del Atlántico Sur.

La adquisición del Ministerio de Defensa del Reino Unido, que forma parte de un paquete de modernización de sus fuerzas armadas y fortalecerá las defensas en todo el territorio del Atlántico Sur, se trata del “Sky Sabre system” que utiliza la tecnología de defensa aérea móvil Iron Dome y es capaz de interceptar cohetes de corto alcance y proyectiles de artillería. Al respecto el diario británico Daily Mail publicó el 22 de noviembre de 2017: “los jefes de defensa británicos compraron un escudo antimisiles para proteger las Islas Malvinas mientras Argentina refuerza su fuerza aérea”.

La tecnología detrás de Iron Dome fue generada por Mprest, una compañía creada por antiguos oficiales militares de Israel. Natan Barak, director ejecutivo de la misma, dijo que el trabajo principal del sistema en las Islas Malvinas será el de “coordinar las defensas aéreas y realizar un seguimiento de los aviones”.  “Hay tantos cambios geopolíticos en el mundo. Realmente no sabes lo que va a pasar en los próximos tres años, el conflicto y las amenazas están cambiando”. “Queremos asegurarnos de que nuestra plataforma sea capaz de hacer frente a la próxima guerra en la que no hemos pensado”, sostuvo.

Dicha acción incurre en el incumplimiento de la Resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que insta a resolver mediante el diálogo y la vía pacifica el proceso de descolonización de nuestro territorio. Dicha Resolución en su punto 4° pide a ambas naciones que se abstengan de realizar acciones unilaterales que modifiquen la situación actual.

 




EL DECRETO N º 882/2017, UNA NUEVA OLEADA PRIVATIZADORA

A través del decreto N º 882/2017 publicado el 1º de noviembre, el Gobierno Nacional impulsa la venta, cesión u otro mecanismo de transferencia de activos de centrales térmicas de generación eléctrica tales como “Ensenada de Barragán” y “Brigadier López”, Central Termoeléctrica Manuel Belgrano, Termoeléctrica José de San Martín (Central Timbúes), Termoeléctrica Vuelta de Obligado y Termoeléctrica Guillermo Brown. A su vez estimula la venta de participaciones accionarias en Central Dique Sociedad Anónima, Central Térmica Güemes Sociedad Anónima, Central Puerto Sociedad Anónima, Centrales Térmicas Patagónicas, y Dioxitek Sociedad Anónima. Esta última, la cual es perteneciente a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), abastece y produce suministro de Dióxido de Uranio para alimentar las centrales nucleares argentinas. La privatización de las acciones clase “C”, que implica el 51por ciento de Dioxitek, significa que este insumo, vital para la fabricación de los combustibles nucleares, dependerá de la decisión de un actor privado y pondrá en riesgo el Plan Nuclear Argentino lanzado en 2006. Asimismo el decreto autoriza el desprendimiento de la participación accionaria de ENARSA en la Compañía Inversora de Transmisión Eléctrica CITELEC.

La normativa establece que ENARSA pasa a denominarse Integración Energética Argentina S.A. a partir de la fusión con Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A. (EBISA). Esto abre la posibilidad de una futura privatización de la misma y con ello de las obras energéticas proyectadas o en construcción. Se pueden mencionar en ese sentido los proyectos de aprovechamiento hidroeléctricos del Río Santa Cruz de los cuales se afirma en el decreto “resulta conveniente otorgar a ENARSA la concesión para la explotación de las centrales de generación eléctrica referidas, la que podrá ser transferida a empresas del sector privado, mediante el desarrollo de un procedimiento público y competitivo”.

La normativa además establece para las mencionadas obras en Santa Cruz, hasta hoy “Presidente Néstor Kirchner” y “Gobernador Jorge Cepernic”, el cambio de denominación por “La Barrancosa” y “Condor Cliff”, hecho que se enmarca en un conjunto de acciones simbólicas del gobierno actual por darle una interpretación particular a la historia.

El gobierno profundiza así la perdida de capacidad regulatoria del Estado en un sector clave para la soberanía y el desarrollo nacional como es el energético, abriendo paso a un proceso de extranjerización. En efecto, los números de la producción de petróleo y gas de los últimos dos años muestran una fuerte caída, mientras aumentan las importaciones de combustible, y sigue sin advertirse la anunciada “lluvia de inversiones”.

Por otro lado, una vez mas Gobierno toma medidas trascendentes para el país ignorando al Congreso Nacional. Quienes fueron elegidos bajo la identificación y la promesa de republicanismo, diálogo y consenso, llevan adelante sistemáticamente acciones que están en las antípodas, como el mencionado decreto y otros tantos: la modificación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual; la flexibilización de la Ley de Tierras; la designación de Jueces de la Corte Suprema por decreto; el decreto que permite a los familiares de funcionarios entrar al blanqueo; o el reciente decreto de anulación de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS) sin consultar a las organizaciones de la sociedad civil.

Las políticas implementadas por el Ejecutivo han perjudicado sistemáticamente la mayoría de los argentinos, y solo benefician a los grandes grupos económicos. La venta de patrimonio público y la apertura económica importadora redundará en una mayor pérdida de soberanía nacional y el cierre de nuestras industrias. De esta manera el gobierno impulsa un drástico cambio estructural regresivo que se completa con el reciente anuncio de reforma de flexibilización laboral. Es una historia que los argentinos ya conocemos y hemos atravesado durante el largo ciclo neoliberal que colapsó a fines de 2001.