Neuquén es el laboratorio de prueba para avanzar en la flexibilización y precarización laboral

El MPN y Cambiemos vienen impulsando en la provincia del Neuquén políticas que perjudican al pueblo trabajador. En este sentido el blindaje propuesto por Gutiérrez con las cámaras empresarias para Vaca Muerta recorta derechos constitucionales como lo es el derecho a huelga. Ya en 2017 el presidente Macri, el gobernador Gutiérrez y el senador Pereyra presentaron como un logro la flexibilización en el Convenio Colectivo de Trabajo de los petroleros para Vaca Muerta.

Al mismo tiempo en el municipio de Neuquén se aprobó una reforma jubilatoria regresiva y en un contexto represivo, que replica lo sucedido en diciembre de 2017 en el congreso nacional.

El MPN y Cambiemos han votado en conjunto en el congreso nacional leyes perjudiciales como la reforma jubilatoria que cambió la forma de actualización reduciendo los haberes de jubilados y asignaciones; el pago a los fondos buitres; el blanqueo para evasores y fugadores de divisas; la habilitación a timbear con los fondos de los jubilados del FGS y la aprobación de los presupuestos de ajuste entre otras importantes cuestiones.

En este marco las fuerzas políticas del campo nacional, popular y democrático debemos estar en alerta, organizados y unidos para evitar que alguna de las dos variantes de las políticas neoliberales que recortan derechos sea el MPN o Cambiemos, triunfe en 2019 y se profundicen estas medidas perjudiciales para el pueblo.