Diputados neuquinos se oponen a aumentar las bancas del Congreso

La necesidad de no incrementar el gasto público y el riesgo de fomentar el centralismo en época de campaña, son los principales argumentos en contra.
La Cámara Nacional Electoral solicitó adecuar las representaciones al Censo 2010. Neuquén podría sumar un legislador más y Río Negro dos.

Los diputados nacionales de Neuquén rechazaron la posibilidad de sumar bancas en el Congreso, tras el debate que generó el fallo de la Cámara Nacional Electoral que solicitó adecuar la representación según el último censo poblacional. Si los escaños se ajustaran con la información del último relevamiento poblacional y manteniendo el actual sistema de distribución, la provincia sumaría un legislador, mientras que Río Negro agregaría dos.

“En principio, no estoy de acuerdo con ampliar la Cámara en este momento. Me parece que es una situación que, si se plantea en forma inmediata, genera un precedente en el orden político muy complicado por la situación que está viviendo el país”, planteó el diputado Alberto Ciampini (Frente para la Victoria), quien valuó que “las provincias patagónicas tienen una presencia importante con la cantidad de diputados que tienen”.

Para Ciampini “este es un fallo que favorece más al centralismo político de nuestro país y por eso no estoy de acuerdo”.

En un sentido similar se pronunció Leandro López (Cambiemos). “Creo que no hay que aumentar la cantidad de diputados en el Congreso de la Nación porque es generar un gasto que, en este contexto, no es bueno”, planteó.

También aclaró que no tiene pensado presentar ningún proyecto para adecuar la representación en la Cámara. “Quizás para los próximos períodos habrá que redistribuir, porque algunas provincias tienen de más y otras pocos, pero no creo que afecte la composición de la provincia de Neuquén, que considero adecuada y que ha crecido bastante en los últimos años”.

La diputada Alma Sapag (MPN) planteó que es necesario “tomar alguna medida para que la representación sea justa”, dado que la actual conformación de la Cámara se mantiene inalterada hace 31 años mientras que la población ha crecido en un 43%. Sin embargo, la legisladora evaluó que “no debe aumentar el gasto de la política, ni atentar contra el federalismo”.

“En el actual contexto nacional, que se puede calificar de crisis, no es prioritario bajo ningún punto de vista una medida como la que pide la Cámara Nacional Electoral”, planteó Sapag, aunque sostuvo que la modificación deberá ser atendida y debatida “en su momento”.

Las provincias de Neuquén y Río Negro tienen actualmente cinco bancas cada una, algo que podría cambiar si se aplicara la información que proporcionó el Censo 2010. El relevamiento arrojó una población de 550.344 habitantes para Neuquén y de 633.634 para Río Negro.

Si se tomara este indicador y se aplicara con los actuales parámetros de distribución, deberían sumarse bancas en ambas provincias.

A Neuquén le tocaría un diputado más y, a Río Negro, dos. Según esos números, el total de escaños en la Cámara Baja debería ser de 324. Es decir que en total, al contemplar los representantes de todas las provincias, se deberían adicionar nada menos que 67 nuevas bancas.

De todas formas, el fallo de la Cámara Electoral aclaró que, más allá de la adecuación que debe realizarse, el número de diputados no necesariamente tiene que variar. En este sentido, el Congreso podría optar por elevar la base de cálculo, es decir, disponer que un legislador represente a más habitantes.

La legislación actual prevé que cada provincia tenga como base tres legisladores y que se sume uno cada 160.000 habitantes.

Es por esa relación que mientras Neuquén y Río Negro poseen hoy 5 miembros cada una, la provincia de Buenos Aires tiene 70 bancas, la ciudad de Buenos Aires 25, Córdoba 18, Mendoza 10 y Santa Fe 19.

 

Nota: https://www.rionegro.com.ar/region/diputados-neuquinos-se-oponen-a-aumentar-las-bancas-del-congreso-LY5364728