MACRI Y MORALES “SECUESTRARON” A MILAGRO SALA

Para el bloque de diputados y diputadas nacionales del FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, el injustificado traslado por la fuerza de Milagro Sala a la cárcel, constituye un nuevo acto de provocación y persecución política por parte del gobernador Gerardo Morales, a quien ya no le alcanza con no cumplir con la resolución de la CIDH sino que incurre en un eventual “secuestro” de la dirigente social.

En Jujuy no hay garantías constitucionales ni respeto al debido proceso. Morales controla al Poder Judicial a la que le dicta que medidas y fallos debe hacer en contra de Milagro.

Morales y Macri evaden la responsabilidad que el Estado Nacional tiene en el cumplimiento de las resoluciones de la CIDH. Esto es muy importante porque el gobierno nacional consiguió en poco tiempo manchar la imagen ejemplar del país en el mundo en su lucha en favor de la defensa de los Derechos Humanos.

Macri y Morales siguen perjudicando su imagen internacional, dado que cada vez que el presidente viaja al exterior es interpelado por la detención de Sala y la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Desplegaron una vez más todo su odio racista contra Milagro, sobre quien descargan su saña y sed de revanchismo de clase al arrancarla de su detención domiciliaria por la fuerza, en pijamas y descalza.