PROPUESTA POR UN NUEVO DERECHO PARA LOS PACIENTES

Teniendo en cuenta la coyuntura y el deterioro en la calidad de los servicios y la atención médica he presentado un Proyecto de Ley que propone establecer un tiempo máximo de espera en el otorgamiento de turnos del área de salud a fin de instaurar un nuevo derecho del paciente que no discrimina el ámbito público del privado.

El Proyecto parte de la idea esencial que la salud es un derecho básico, inalienable e impostergable, que debe ser tutelado por el Estado. La propuesta persigue el objetivo de asegurar a los ciudadanos la protección de la salud, garantizando la equidad y los derechos que les corresponden a los pacientes, llenando así los vacíos legislativos existentes en la materia.

Las demoras excesivas en el otorgamiento de turnos al paciente pueden devenir en un error asistencial que tiene consecuencias graves para la persona y su familia. Puede generar un coste muy elevado, erosiona la confianza del paciente en el sistema, y daña a las instituciones y al profesional sanitario que es, sin duda, su segunda víctima. En este sentido resulta sumamente necesario establecer un tiempo máximo de espera en el otorgamiento de turnos con el objetivo de brindar una buena cobertura y asistencia para aquellos ciudadanos que lo requieran.


Con este fin, los servicios de salud proveerán al ciudadano que requiera cuidado sanitario las alternativas que consideren más apropiadas para la efectiva realización de la atención garantizada. Este compromiso adquirido por el servicio de salud supone atender, a las personas que lo soliciten, con las adecuadas condiciones de calidad, dentro del tiempo máximo de acceso establecido y así evitar las largas esperas y las postergaciones vulnerando el derecho de las personas a una atención eficaz y responsable.

IMG_8233IMG_8235IMG_8231IMG_8234