Informe del CEPA sobre las bajas en las pensiones por discapacidad

Según este informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) desde la asunción de Mauricio Macri se han producido más de 83.000 suspensiones y bajas tanto en lo referido a pensiones por invalidez como a las madres de más de 7 hijos y a partir de abril del 2017, las nuevas pensiones por vejez y las ya existentes son derivadas para su inicio al ANSES,en Pensión Universal para el Adulto Mayor.

La mecánica de implementación de estas bajas es sin aviso ya que de un momento para otro los titulares se encuentran que no pueden cobrar su pensión cuando se dirigen a un cajero o en la ventanilla del banco.

Las causas aducidas son el Patrimonio de la persona con discapacidad (en su mayoría se trata de titulares con Automóviles especiales); son titulares de derecho cuyo cónyuge ha recibido algún beneficio previsional; ingresos propios por empleo; o el beneficiario no alcanza el porcentaje de discapacidad para el acceso al beneficio previsional (76%), por lo que no lo recibe.

Este tipo de requisitos comenzaron a aplicarse por el decreto reglamentario N° 432 de 1997 para dar de baja las pensiones no contributivas a las personas con discapacidad, y lo que exige probar es que estas personas beneficiarias están en condiciones de indigencia.

“Sin embargo, los titulares de pensiones por discapacidad no necesariamente se equiparan a personas indigentes y al aplicársele exigencias como la no titularidad de auto, la inexistencia de algún beneficio de su cónyuge, entre otros, se los deja sin el beneficio”.

 Aquí pueden descargar el INFORME completo.