Más datos que demuestran la “estafa electoral”

A través del Monitor del Clima Social (MCS), un estudio realizado en abril de 2017 con el objetivo de medir la situación social en AMBA, se dieron a conocer preocupantes indicadores sobre la inseguridad social. El diputado Nacional Alberto Ciampini presentó un Proyecto de Declaración expresando su preocupación por la información revelada.

Se trata de un estudio realizado por el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), un espacio interuniversitario conformado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, la Universidad Nacional Arturo Jauretche, y la Universidad Nacional de Hurlingham. Su objetivo es analizar el desarrollo metropolitano con una fuerte impronta interdisciplinaria. Los indicadores que se evalúan de inseguridades son económica, alimenticia, laboral, sanitaria, habitacional, educativa y transporte.

En lo que respecta a la Situación Laboral, el informe muestra que el 38% de los entrevistados afirma que él o alguien de su grupo familiar perdió el trabajo en el último año, y el 57% afirma que el sueldo no alcanza, dato que resulta relevante si se tiene en cuenta que hace cuatro meses se trataba del 45% de los entrevistados.

La Situación Alimentaria también muestra signos preocupantes: el 43% de los entrevistados afirmaron haber disminuido la porción de comida debido a problemas económicos. El 35% ha dejado de comprar carnes con frecuencia, y el 22% de los entrevistados afirma haber tenido hambre alguna vez en los últimos 12 meses.

En comparación a 2016 el 51% de los entrevistados considera que su situación económica personal es peor o mucho peor, y el 70% de los entrevistados ha limitado la cantidad de productos que compra.

La investigación fue realizada por el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), un espacio interuniversitario conformado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, la Universidad Nacional Arturo Jauretche, y la Universidad Nacional de Hurlíingham y cuenta con los criterios metodológicos y profesionales idóneos.

A partir de los resultados obtenidos se hace evidente cómo ha empeorado la situación económica y social de los trabajadores, y la estafa electoral llevada adelante por un gobierno que entre sus ejes de campaña tuvo a la “pobreza cero” como su principal objetivo.

En este sentido  los datos aportados resultan significativos y deben ser tenidos en cuenta por el Presidente y su gabinete a la hora de evaluar la política económica e implementación de políticas públicas adecuadas que permitan afrontar esta situación social. 

Aquí se puede acceder al informe completo.