CON DURAS CRÍTICAS DE JUBILADOS Y DIPUTADOS ANTE LA FALTA DE PRESTACIONES Y MEDICAMENTOS, UN FUNCIONARIO DEL PAMI CONCURRIÓ A LA CÁMARA BAJA.

El Interventor del PAMI Sergio Cassinotti faltó a la reunión de Diputados y envió en su reemplazo al Dr. Ricardo Mastai, a cargo de la Secretaría General Técnico Médica. El funcionario debía concurrir al plenario de las comisiones de Adultos Mayores y de Salud, presididas por Mariana Morales (FR-Santiago del Estero) y Carolina Gaillard (FpV-Entre Ríos).

Gaillard le manifestó al funcionario su preocupación por la situación del PAMI y planteó las severas dificultades que padecen los afiliados al acceso de las prestaciones y los medicamentos. “Los jubilados ven recortados sus derechos, su derecho a la salud y a la calidad de vida”, señaló.

Gaillard expresó que “el jubilado tenga que pagar hoy de su bolsillo o que las familias deban hacer una ´vaquita´ para poder acceder a los medicamentos, estudios o consultas es una situación injusta”. Y agregó que “puede haber buena voluntad por parte de los funcionarios, pero los jubilados ven recortados sus derechos, su derecho a la salud y a la calidad de vida. Nosotros cuestionamos el convenio con la industria farmacéutica prorrogado por Regazzoni porque permitía que los precios de los medicamentos los impusiera la industria farmacéutica, si esta nueva gestión está renegociando el contrato con la industria debería tener en cuenta los laboratorios de producción pública de medicamentos”.

Los diputados de todos los bloques de la oposición calificaron como irrespetuosa la ausencia de Cassinotti, y criticaron la restricción de los servicios sociales del Instituto, la falta de prestaciones y medicamentos. También denunciaron que hoy los jubilados se ven obligados a hacer filas desde la medianoche para sacar turnos porque no funcionan las líneas telefónicas respectivas; que se cancelaron los servicios de emergencia; y que mientras los jubilados no tienen medicamentos se duplicaron las gerencias y subgerencias con salarios desde 160 mil pesos.

El funcionario enviado por Cassinotti, Ricardo Mastai, adujo estar en una etapa de transición: “Hace 20 días que tomamos la gestión, y sin embargo nos animamos a enfrentar esta reunión”. Mastai afirmó: “Discutiremos en su momento con los afiliados cual será el mejor modelo prestacional a futuro, pero en este contexto ante un elevado nivel de ´sobreprestaciones´ desarrollamos este modelo de capitación simple, que es asignar un valor por paciente o básicamente por afiliado en una unidad de tiempo. Es decir, estamos avanzando hacia un modelo de capitación que funciona muy bien en Uruguay, Chile, Colombia; no estamos hablando de un mundo al cual no nos corresponde, sino un mundo cercano. Para el Instituto y los proveedores de servicio vemos que este sistema es beneficioso porque es previsible en cuanto al manejo de recursos”.

Por su parte los representantes de jubilados reclamaron la normalización del PAMI y cumplir con la Ley 19.032 que dispone que en el directorio del PAMI haya siete directores representantes de jubilados y pensionados. “Estamos altamente capacitados para hacerlo. A más empleo más aportes, esa es la única solución”, destacó el dirigente de jubilados Carlos Valle.

Raquel Márquez, de la CTA, también reclamó la aplicación de la Ley PAmi y señaló que “se repiten las quejas y no hay soluciones. Lo que ya le presentamos a Regazzoni, hoy se las presentamos a usted. Acá está en juego la vida de todos los jubilados y pensionados del país. Hoy, lamentablemente los jubilados para poder acceder a los servicios sociales del PAMI debemos probar nuestra pobreza”. Marquez salió al cruce de Mastai al decir que el modelo prestacional funciona muy bien en Chile, la dirigente enfatizó que “nuestro país es pionero en Derechos Humanos de la Tercera Edad y me espanta el hecho de saber que tienen como modelo prestacional a Chile”.

Estuvieron presentes también Eduardo Terraneo, Secretario General de SUTEPA, y Ricardo Diamonte, de Jubilados Clasistas.